En el Celsius 232 siempre hemos declarado que le damos la misma importancia a las actividades “de escenario” pensadas en un público asistente más específico, como a las actividades de calle, que puedan involucrar a la gente de la ciudad independientemente de que sean aficionados a la narrativa de género o no. Dentro de estas actividades, una de nuestras preferidas (y viendo la asistencia de público está claro que también de las vuestras) es el Cine en la Calle, de modo que por tercer año hemos vuelto a preparar una película para cada uno de los días que dura nuestro evento, siempre relacionadas con los géneros sobre los que se vertebra el festival: la fantasía el terror y la ciencia ficción…

 

Las películas son a las22:30 en La Plaza de España de Avilés

 

30 de julio: JUSTIN Y LA ESPADA DEL VALOR, de Manuel Sicilia.

Arrancamos siempre con una película de animación para toda la familia, aunque especialmente para los más pequeños de la casa, que en este caso además muestra la excelente calidad de la que pueden alardear algunas de las producciones de nuestro país. Ambientada en un mágico mundo medieval, es una historia llena de aventura, emoción, acción y diversión, que nos presenta al joven Justin y su sueño por llegar a ser uno de los Caballeros del Valor del reino, un reino donde actualmente los caballeros han sido desterrados, a pesar de su padre tenga pensado otro futuro para él. En el camino hacia su sueño, se encontrará con entrañables personajes y, por supuesto, con pérfidos villanos, dando pie a una historia repleta de aventura, acción, amistad y, sobre todo, diversión.

 

31 de julio: PACIFIC RIM de Guillermo del Toro

Cuando legiones de monstruosas criaturas, denominadas Kaiju, comienzan a salir del mar, se inicia una guerra que acabará con millones de vidas y que consumirá los recursos de la humanidad durante interminables años. Para combatir a los Kaiju gigantes se diseña un tipo especial de arma: enormes robots, llamados Jaegers, que son controlados simultáneamente por dos pilotos cuyas mentes están bloqueadas en un puente neural. Pero incluso los Jaegers proporcionan poca defensa ante los incansables Kaiju. A punto de la derrota, las fuerzas que defienden a la humanidad no tienen otra elección que recurrir a dos insólitos héroes: un ex piloto acabado y un aprendiz que todavía no se ha puesto a prueba. Ambos se unen para traer a un legendario pero al parecer obsoleto Jaeger del pasado. Juntos son la última esperanza de la humanidad frente al Apocalipsis que se avecina de forma inminente.

 

1 de agosto: LOS GREMLINS de Joe Dante

Celebramos el 30 cumpleaños de esta película, mito del cine fantástico familiar para varias generaciones, así como responsable de crear un personaje que ya forma parte de la cultura popular universal. Rand es un viajante que un día regala a su hijo Billy una tierna y extraña criatura: un mogwai. El inocente regalo, sin embargo, será el origen de toda una ola de gamberradas y fechorías en un pequeño pueblo de los Estados Unidos. Todo empieza cuando son infringidas, una tras otra, las tres reglas básicas que deben seguirse para cuidar correctamente a un mogwai: no darle de comer después de medianoche, no mojarlo y evitar que le de la luz del sol.

 

2 de agosto: ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO de Ridley Scott

Celebramos los 35 años de esta imprescindible película, esencial en la historia del cine en general y del cine de ciencia ficción y terror en particular, al tiempo que rendimos un sincero homenaje al recientemente fallecido maestro H. G. Giger, responsable de la estética y el diseño de escenarios y personajes –y por tanto de buena parte de su enorme éxito- de esta película, así como de tantas otras joyas del fantástico. La trama, conocida por todos, nos lleva a la nave espacial Nostromo justo en el momento en el que esta interrumpe su viaje y despierta a sus siete tripulantes. El ordenador central, MADRE, ha detectado la misteriosa transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano. La nave se dirige entonces al extraño planeta para investigar el origen de la comunicación, tan sólo para acabar introduciendo una extraña criatura a bordo del transporte.

Una de esas películas eternas, que siguen cautivando a viejos y nuevos espectadores como el primer día, que debéis aprovechar para ver en pantalla gigante como último pase del cine en la calle del Celsius 232 de este año.