Eduardo Vaquerizo (Madrid, 1967) es un escritor que se adapta con igual maestría al relato, la novela corta  y la novela, como demuestran los cuatro premios Ignotus que ha ganado en estas categorías. Ingeniero de formación, Vaquerizo con  es uno de los creadores más destacados de ucronías en nuestro idioma, capaz de imaginar y reconstruir en Danza de Tinieblas un Imperio que nunca llegó a existir o de llevarnos a visitar a Hipatia en la Alejandría de la antigüedad. En Mentes de hielo y noche, en cambio, Vaquerizo abandona el pasado para llevarnos a un futuro cercano y en Stranded se pone, con Juanmi Aguilera, al servicio de una historia ajena al tratarse de la novelización de una película. En El Lanzador y Rax, en solitario, aborda la ciencia ficción más hardcore.

Si a la versatilidad mostrada hasta ahora añadimos la solvencia de este escritor al abordar el relato (y, en este formato, el terror y la fantasía) o la novela corta, ya no cabe ninguna duda de que estamos ante un auténtico todo terreno. Y, encima, uno que recorre sin ningún problema cualquiera de los caminos que emprende.