A pesar de que su filmografía no es muy extensa, Elio Quiroga está considerado como un director de culto del cine fantástico español desde que en 1996 sorprendiera con su opera prima Fotos. Esta película inclasificable que cuenta la complicada historia de amor entre una joven a la que se le aparece la virgen y que odia el sexo y un bailarín travesti que mantiene una relación enfermiza con sus padres, fue alabada publicamente por Quentin Tarantino en el Festival de Sitges, donde ganó el Premio al Mejor Guión y el Premio Especial del Jurado.

Tras este éxito, tardaría diez años en volver a dirigir un largo. Entre tanto, coescribe el guión de la película Ausentes de Daniel Calparsoro y, sobre todo, se dedica a su productora Eclipse y trabajar en documentales, publicidad y cortometrajes, dirigiendo él mismo La bolsa, El último minutero y Home delivery, una adaptación animada de una historia de zombis de Stephen King que pudimos ver en este festival. Precisamente, el tema de los zombis tiene mucho que ver con su segundo largometraje, La hora fría, protagonizado por Silke y Nadia de Santiago. Ahora nos visita para presentarnos su tercera y última película: No-Do.

Además de su carrera cinematográfica, este canario es un autor completo que ha escrito varios libros, ha expuesto videoinstalaciones y trabajos de videocreación en ARCO o la Expo del 92 y ha participado en el desarrollo de uno de los programas de postproducción digital más importantes del mundo. Reciéntemente ha realizado un corto de animación titulado Me llamo María que fue preseleccionado para los Oscar y ha publicado también su primera novela de narrativa, titulada El Despertar, que se adentra de una forma totalmente original en el mundo de los zombies.