Alterna la docencia con la colaboración en diversos medios de comunicación. Entre otras, ha publicado las novelas El criterio de las moscas (1998), Sólo una cosa no hay (Premio Internacional de la Feria de Francfort 2001), La habitación de cristal (2004) y Tormenta sobre Alejandría (2009). También es autor del libro de cuentos Sesión continua (Premio Cortes de Cádiz 2010) y forma parte de numerosas antologías de género breve. Con El hombre sin rostro se inaugura una original saga repleta de guiños al género, que homenajea particularmente a Conan Doyle y H. G. Wells.

Sus obras han sido traducidas a cinco idiomas.